El poder de la beneficencia: René Escobar

Hablar de René Escobar es hablar de un hombre que no sólo ha tenido éxito en el ámbito empresarial, sino también en el familiar y, otrora, deportivo.

Aunque en general la vida le ha sonreído, René también ha tenido que superar múltiples obstáculos para llegar hasta donde se encuentra hoy. Si bien creció en una familia muy unida y de valores enraizados, desde pequeño aprendió sobre la disciplina y la moral, misma que ponía en práctica con sus hermanos menores todos los días.

Más que reprocharlo, para René, estas son precisamente las cualidades que siempre lo han acompañado, impulsándolo a llegar lejos en cualquier aspecto de su vida. Los grandes retos siempre han sido parte de su vida, pero éstos han desarrollado en él las habilidades suficientes para convertirse en un ciudadano modelo, y en un empresario joven cuya consultoría destaca entre las mejores del país.

Al verse tan favorecido y sentirse afortunado, para René es importante regresar algo de eso contribuyendo con acciones que puedan mejorar al mundo. Las ganas que tiene de tender una mano a la sociedad, se expresan principalmente en dos áreas de beneficencia: la ayuda externa, y la planeación de su propia institución.

Actos de beneficencia de René Escobar

Desde hace algunos años, René Escobar y su empresa colaboran de manera activa con la ONG Dr. Sonrisas, una organización mexicana que busca el bienestar de niños y jóvenes con enfermedades terminales como cáncer, VIH Sida y fibrosis quística, a través de actividades, donaciones y eventos. Es gracias a la colaboración de voluntarios y empresarios como René Escobar que la institución mantiene a flote sus dinámicas.

Para René, esto ha representado una de sus actividades más satisfactorias, pues ayudar a que los niños cumplan sus sueños, facilitando su recuperación, es una alegría también para él. René y su compañía han podido contribuir en varios programas de la institución, desde aportar dinero, acompañar en eventos, y hasta organizar una pasarela en beneficio de la fundación.

Por otro lado, esto ha inspirado a René a dar un paso más, y se ha decidido a crear su propia fundación para ayudar a jóvenes deportistas con talento. Esta iniciativa, completamente suya, surge por una parte de la huella que Dr. Sonrisas ha dejado en él y, por otra, de su propio interés por el deporte.

Cabe mencionar que hace algunos años René fue también un atleta de alto rendimiento, que compitió en múltiples triatlones, siempre quedando entre las primeras posiciones. Aunque la vida familiar y empresarial le ha absorbido, su amor por el deporte se ha mantenido con los años. Estar inmerso en este mundo, le permitió darse cuenta de las grandes carencias del deporte mexicano. Existe mucho talento, pero hay pocos recursos.

Hay una gran cantidad de jóvenes atletas mexicanos que no tienen el apoyo suficiente para explotar sus habilidades, y terminan por darse por vencidos por incomprensión y falta de recursos. Por este motivo, René Escobar tiene en fase de desarrollo la creación de la Fundación EB para jóvenes atletas mexicanos. El objetivo es brindar apoyo a los jóvenes talentos mexicanos del deporte, para que no dejen de cumplir sus sueños por falta de apoyo y recursos.

Este proyecto, desde luego, es muy importante para René, pues significa abrir las puertas no sólo a cientos de jóvenes atletas, sino también a posicionar mejor el deporte nacional en el mundo. Si bien el empresario es el principal promotor, está abierto a incluir a quienes deseen ayudar en su misión.

De esta manera es que se logra dejar huellas profundas que impactan y mejoran el lugar donde vivimos.